RESEÑA: No existe relación importante entre Violencia y Psicosis

iconoresenaTags: Criminal Behavior, Mental Illness, Psychosis, Risk Factors, Violence, Violent Crime

Para la población general, y en ocasiones para muchos profesionales, es común la idea de que un individuo que comete un crimen debe sufrir necesariamente de una enfermedad mental. A muchos criminales y personas que quebrantan las normas sociales se les considera de “locos” o “dañados”, pues “no cualquiera” cometería tales infracciones.

Pero un estudio publicado en Clinical Psychological Science por Jennifer Skeem y sus colegas, de la Universidad de California, sugiere que la relación entre enfermedad mental (específicamente las psicosis) y la violencia no es tan grande como habíamos imaginado. Los investigadores definieron la psicosis como “un trastorno mental severo acompañado por delirios y alucinaciones”. Para poder entender su relación con actos delictivos violentos, los investigadores se sirvieron de la “Estudio para la Evaluación del Riesgo de Violencia de Macarthur”.

En esposasdicho estudio, se entrevistaron a 1000 criminales violentos de Estados Unidos. Las entrevistas se realizaron cada 10 semanas por un periodo de un año, después de haber sido liberados de prisión. Se exploró el tipo de acto delictivo cometido por cada individuo (uso de armas, delitos sexuales, lesiones, etc.) y si había indicadores de psicosis previos a cada acto delictivo. También se examinaron otras variables, tales como rasgos de personalidad, desarrollo cognitivo, problemas de conducta y otro tipo de trastornos.

Los datos del instrumento reflejaron algo que se sabido por años: Aproximadamente el 10% de los individuos son responsables de la mitad de los actos violentos cometidos el año posterior a su liberación. De estos agresores, aproximadamente la mitad mostraron algún signo o síntoma de psicosis en algún momento del año. A pesar de esto, un resultado fue interesante y novedoso: solo alrededor del 12% de los incidentes violentos estuvieron precedidos por signos y síntomas relacionados a la psicosis, por lo que la relación entre psicosis y violencia es mucho menor a lo que se cree popularmente.

De la población estudiada, el 80% no han experimentado nunca signos ni síntomas psicóticos antes de cometer un acto delictivo violento. Solo 1 de cada 20 ofensores violentos ha experimentado episodios psicóticos previos a la comisión de un acto delictivo, por lo que resulta un fenómeno más raro de lo pensado.

Aquellos individuos con síntomas psicóticos previos a actos violentos estaban más expuestos a desarrollar o ya sufrieran enfermedades como trastorno bipolar, esquizofrenia y otros. Por otro lado, aquellos sin síntomas psicóticos tendían a menores puntajes en escalas de inteligencia verbal y mostraron mayores tendencias antisociales.

Los autores reconocieron que el tratamiento de la psicosis en poblaciones delictivas, aunque es importante para los individuos que la sufren, puede resultar poco eficiente como una medida general para la disminución de conductas violentas en dichas poblaciones. En vez de eso, se recomienda analizar y trabajar sobre otros factores que influyan sobre la expresión de la violencia, tales como el manejo del enojo y la desviación social.

Si te interesa leer más trabajos que exploran la relación entre enfermedad mental, personalidad y crimen, lee Peterson et al. (2014), Skeem et al. (2011), y Skeem & Monahan (2011).

ResearchBlogging.org

Skeem, J., Kennealy, P., Monahan, J., Peterson, J., & Appelbaum, P. (2015). Psychosis uncommonly and inconsistently precedes violence among high-risk individuals. Clinical Psychological Science. DOI: 10.1177/2167702615575879

Download article:

icono_descarga_pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *